La cerveza en el vaso

El vaso en que se sirve la cerveza es muy importante. Se deben mantener en el freezer, para que al servir la cerveza no pierda su temperatura. Para helarlos rápidamente, mojar los vasos y poner al freezer unos 10 minutos. Una cerveza bien servida tendrá un color brillante y un aspecto espumoso, idealmente con una corona de espuma de 2 a 3 cm.

A continuación busque y encuentre el tipo de vaso para su cerveza.

PILSEN este vaso es el indicado para la cerveza cristalina para poder apreciar la calidad, el brillo y lograr una buena espuma.

SCHOP por su forma mantiene la temperatura de la cerveza, al no tener contacto directo con la mano. Sirve para cervezas suaves y refrescantes.

FLAUTA vaso tipo tubo, ideal para cervezas más delicadas. Adecuado para cervezas aromáticas.

TULIPA por su forma estrecha el líquido demora en calentarse. Favorece la concentración de sabores. Es ideal para las cervezas con cuerpo y espuma cremosa.

PINTA vaso de formato clásico. Son los más adecuados para disfrutar las cervezas negras como la bock o stout.

CALIZ O BALON permite apreciar todas las cualidades de la cerveza. Son
ideales para las cervezas de sabor más intenso.